miércoles, 20 de mayo de 2009

Silencio, por favor

¿De qué puedo hablar hoy? En el mundo científico se han quedado perplejos ante recientes declaraciones, sin embargo podemos hablar de lo que a nadie le interesa, por ejemplo del silencio. Yo crearía una nueva bienaventuranza: Bienaventurados los callados y los que con prudencia respetan el sereno silencio de los demás, porque ellos serán respetados y apreciados por sus semejantes, Amén.

3 comentarios:

Jackeline dijo...

Hola
Estuve visitando tu Blog y está excelente, permíteme felicitarte.
Sería un gusto contar con tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
Si lo deseas no dudes en escribirme a jackiesilvajauregui@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Jackie

María dijo...

Hola Jackie, muchísimas gracias y bienvenida. Me animas a seguir, Un saludo!

Cathan Dursselev dijo...

María, te paraste... sigue escribiendo, mujer.